domingo, 16 de diciembre de 2012

No sabe, no contesta.

Yo era aquella que creía suyo el control propio. A veces pienso que no tengo ni un mínimo vestigio de conocimiento sobre mi interior. Vivo en un mundo paralelo, con la más utópica vesania por bandera. No sé lo que siento, ni lo que quiero, ni porqué lo pienso, ni porqué no dejo de pensarlo... Creo que es más que un juego de palabras. Simplemente, se está convirtiendo en algo más que un simple juego, y yo no me estoy dando cuenta... Nadie se está percatando, hasta el día que nos estalle en la cara, a bien o a mal, pero tanta tensión y tanta pasión confinadas nos son más que el preludio de, como mínimo, algo fuerte. No sé si se materializará en lágrimas, o si rodarán botones arrancados por el suelo... No lo sé. Dejemos que pase el tiempo, en contra de mi voluntad, puesto que no hay actitud que odie más que la que alude a vivir en una posición puramente pasiva. Soy defensora del hecho de actuar pasionalmente en todas las situaciones... En todas. Actuar, sin importar lo que pueda ocurrir después... En esto, y conociéndome, no sé porqué permanezco paralizada.  Al fin y al cabo, yo sé lo que va a terminar pasando. Soy visionaria de lo evidente, cosa que tampoco tiene mucho mérito. Podría decirse, por tanto, que soy realista sin diagnosticar. Realista con temor a la realidad. Esto es la proyección de múltiples carencias que uno tiene cuando es niño.
Esto del amor, señores, es una embrollo caótico y un hilo prolongado que, sin condescendencia atraviesa el alma. Aunque no quieras. Aunque te duela. Nadie se libra. 




5 comentarios:

  1. En psicología cognitiva, se estudia algo a lo que le llaman la Ventana de Johari, quizá ya hayas escuchado acerca del tema. Es cierto según ese estudio que hay un región de nosotros que es totalmente desconocida y que sin embargo es evidente para las personas con quienes interactuamos y otra región que es nuestra y no la dejamos ver a nadie. La que es impredecible, es aquella que nadie, ni aún nosotros conocemos, es el terreno desconocido. Cuando mencionas al inicio de tu relato que no tienes ni un mínimo conocimiento de tu interior, puedes estar hablando de cualquiera de estas dos regiones, pero sin embargo has hecho conciencia en ello. En relación del amor, es tan complicado hablar de ello porque tenemos por espectativa que el sentimiento traiga felicidad y la realización de muchas cosas que esperamos. Muchas veces son las emociones del hombre las que mas tardan en madurar. Actuar con pasión, a mi criterio es lo mejor que se puede hacer, el descubrir, investigar, conocer, debe ser plenamente libre, algo que solo la pasión por la vida nos puede dar. Sino, viviremos en un mundo mental.


    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es quizá que no debe ser amor...pero bue, yo tengo cada idea. Por lo demás te digo que ser visionario de lo evidente, no es poca cosa. Mucha gente no ve o hace que no ve...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Siempre interesantes tus reflexiones...

    Y sobre el amor qué decir! Podríamos llenar libros y libros y no sé si al final conseguiriamos que no nos sorprendiera!

    Un petó ben gran :)

    ResponderEliminar
  4. Tienes un hermoso espacio lleno de magníficos textos paisana,
    que el nuevo año te llene de paz y felicidad,
    y se cumplan tus deseos.
    ¡¡Feliz año 2013!!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Definitivamente el amor es de las cosas que jamas se descifre por mas estudio riguroso que se haga. Pero también creo que a pesar que puede causar tanto dolor en una como persona, también puede generar lo mas bello..

    Un beso Laura.!

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!