domingo, 25 de noviembre de 2012

Arena

Hay momentos en la vida, que son determinantes, igual que esos suspiros que tienen siempre la última palabra. Vivo constantemente sumida en un compendio de sueños... Pensamientos varios que bailan con sentimientos y me inundan el corazón de utopías. Aun así, todo es un maldito sinsabor. Mis sensaciones bailan tangos durante el día, llevando la lascivia en volandas y masticando una jodida tensión carnal... Es lo que tiene ser de sangre caliente. A pesar de todo, este erotismo hereditario no sirve para nada. Todos los hombres que pasan por mi vida son como el gas: Volátiles. Nunca dejo que nadie se quede, cosa que va contra mis principios, puesto que pertenezco a la vertiente de los amantes de las relaciones largas. Creo que tengo un problema... O tal vez soy demasiado exigente. No pido tanto, creo. Supongo que no todo el mundo piensa de este modo y no se detiene en trivialidades de tal índole... Aun así, creo que todo son detalles... Las pequeñas cosas pueblan la vida. Donde alguien encuentra un beso, una caricia, una mirada, una sonrisa, un "te quiero", un suspiro... Yo veo, siento y transmito otras cosas. Digamos que soy más trascendental. No sé, yo no beso, estudio sin mirar. No acaricio, mantengo conversaciones a través de la piel. No miro, traspaso. No sonrío, intento confundir y hacer estremecer al otro al mismo tiempo. Creo que la frase que más me han repetido en esta vida es "tienes unos ojos muy bonitos"... Pues bien, esta mañana me he mirado al espejo y los he visto vacíos. Suelo tener un leve destello crónico en las pupilas, pero últimamente no está. Tengo la vista cansada de intentar ver "más allá"... Hoy por hoy solo veo un acopio de historias dormidas que, sinceramente, no sé a qué hora despertarán.

5 comentarios:

  1. Lo que hoy pueda ser el día a día, serán segundos que te falten para dar, segundos por quemar, segundos que vivir...

    ResponderEliminar
  2. Suspiros que tienen la última palabra, no me suena para nada a conformismo. Hay momentos en los que definitivamente es mejor dar una retirada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si te veo, es probable que sienta una profunda desolación al tener que despedirme. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Dicen que quien busca encuentra, pero tampoco hay que aceptar lo primero que aparece. Si hasta hoy no encontraste la persona adecuada debe ser porque la persona adecuada puede aparecer manana. Solo deja tus bellos ojos bien abiertos, y tu corazon.

    Te dejo un beso, Laura y se feliz!

    ResponderEliminar
  5. Hermosa prosa poética, con la melancolía y el desgarro de lo que no se da como uno lo espera... hay que seguir buscando
    Si querés visitarme, serás bienvenida.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!