jueves, 16 de agosto de 2012

Por la puerta de atrás.

Hoy, mi inspiración se ha ido de copas con mi sonrisa, del mismo modo que mi retórica se ha quedado dormida con la luna. Aun así, de manera muy técnica, pobre y pedestre lo expondré, simplemente por el mero hecho de plasmar el sentimiento... Sin ningún otro tipo de fin. El otro día, me di cuenta de que no me conocía. No sabía quien era. Me sorprendí a mi misma. No me había percatado nunca de que era tan valiente. Me caractericé siempre por tener valor, pero tenía mucho más coraje escondido. La vida sabe jugar a las cartas mucho mejor que yo, y perdí ante ella en aquella partida sobre la mesa de  Blackjack, porque no comprendí nunca las reglas de ese juego. Supongo que será por aquello del aprendizaje basado en el shock, pero básicamente, me pegó una ostia que todavía me duele. Me puso al límite, rozando la frontera y la línea divisoria entre la templanza y la locura. Dejé de ser coherente, aunque no fallé a mis sentimientos. Me demostré que tenía más agallas que otros y como correlato, me di cuenta de que no valía la pena. Literalmente, no merecía "mi pena".
Mi madre siempre dice: "Cada uno queda por lo que es"... Puede que tenga razón. No me da miedo nada, y reto a cualquiera, pero que venga con provisiones. Lo más importante, es la honestidad, la lealtad y la coherencia. A partir de ahí, ya podrá lidiar conmigo para terminar enredándose entre sábanas. Mientras tanto, quien carezca de eso, puede irse por donde ha venido... Por la puerta de atrás, que es por donde suelen entrar todos los cobardes.


4 comentarios:

  1. Delicada advertencia de su parte...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La vida está fue hecha para los valientes, son los cobardes los que se aprovechan de la labor noble de seres como tú. Al final de la jornada, a pesar de que la armadura esté muy lastimada, vuelven triunfantes los que aprendieron a pelear... Los cobardes se quedan a mitad del camino, tarde o temprano, incapaces de encontrar la salida, incluso por la puera de atrás. No logran salir.

    ResponderEliminar
  3. Abrirás puertas con mayor facilidad, con esto seguirás aprendiendo que a veces es mejor no pensar tanto y simplemente, actuar.

    ResponderEliminar
  4. Así se habla, así se siente y así se escribe muchacha.

    Felicidades

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!