domingo, 29 de abril de 2012

Tercera vez

Según mi Real Academia (la mía, la de una maga de palabras o una simple aficionada a embastar vocablos para componer melodías visuales) la palabra 'suerte' significa tenerte al lado. Tienes más de un motivo para dejar de hacer castillos de arena conmigo. Aun así, sigues aquí... Y lo que nos queda.... Porque, "Caminante no hay camino, se hace camino al andar" - dijo Machado. Gracias, caminante, por abrirme hoy la ventana, para que viera llover. Sabes que el agua que cae del cielo es mi medicina... Lo sabes bien. Me conoces demasiado.
Acuérdate del pasillo de las cuatro paredes que materializarán esto... De las pinzas de tender...de las petunias mustias del balcón... De la taza sin asa... De la silla coja... De la sábana bajera desgomada... De la manzana que pudre a todo el frutero... De mis manías... Del mando sin pilas... De mi amiga la cafetera... De la puerta chirriante... De la ventana que no cierra.... De la radio sin antena.... De ti... De mí... Acuérdate de esto. Algún día, lo tatuaré en tus retinas.

Te quiero.






6 comentarios:

  1. Un texto precioso ! Escribes fabuloso :)
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. es mencionar la lluvia y se me encoje el corazón.

    ResponderEliminar
  3. ESCRIBES GENIAL, TAMBIEN TE SIGO ♥

    ResponderEliminar
  4. Los humanos somos las mejores antenas.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  5. Si la palabra "suerte" significa eso, entonces yo tengo mucha... me cayó de golpe, y me costó apreciarla, pero ahora, sabiendo todo lo que ese enano mitológico que dedica su vida a repartirla me dejó hace un tiempo, soy consciente de lo que tengo a mi lado, y de que ese tatuaje quiero que quede presente en mi vida.
    Son solo habladurías por ahora, pero ya pienso en esos días que están por venir, discutiendo contigo por no despertarte 20 minutos antes y hacer que llegues tarde porque me da pena levantarte, o por no hacerlo con cariño, condenándote a un día de cabreos e impaciencias, o por no tenerte echa una taza de café, o por el mando de la tele... Pensar en esas noches que estaremos hasta las tantas, sin hacer nada, simplemente mirándonos la una a la otra y escuchando tonterías, riendo hasta más no poder... estar estudiando y levantarme de la silla a las 3 de la mañana a prepararte un nesquik y con ello tener una escusa para darte un beso y volver al estudio... o por el contrario, que seas tu la que venga a dármelo a mi. Estar duchándome y que me digas a gritos desde la cocina que qué quiero para comer, colgar de broma un cartel en la pared externa a la casa en la que ponga : "Laura Samper, Abogada y Yael Ramos, Psicóloga". O días en los que queramos salir de fiesta y nos pasemos horas entrando de una habitación a la otra para ver con qué nos vestiremos para la ocasión...que entres, cojas mi americana y mientras te vas me digas: "ah, se siente, ya te la pondrás tu la próxima vez" y yo, sonría por el comentario...

    Tengo ganas de vivir eso contigo, aún sabiendo lo costoso que es convivir con alguien, será una etapa muy especial en mi vida, quiero más anécdotas para el futuro, y para dos pequeñines a los cuáles ya les hemos dado forma... quiero, sobre todo, que seas feliz, si esa es la manera, así será...

    Te quiero mucho... mucho.

    ResponderEliminar
  6. El tiempo solamente se detiene para jugar con el niño que cada persona lleva dentro...
    Abrazo hondo

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!