lunes, 12 de marzo de 2012

?

Llevo más de diez minutos sentada en esta silla, con los pensamientos sumidos en la irracionalidad de un sentimiento... Un único sentimiento, tan habitual como el madrugar del sol y tan natural como la vida propiamente dicha. No sé qué escribir... Sería estúpido redactar sobre el vacío...Sobre la incertidumbre... Sobre un interrogante grabado a fuego en la piel de esta dulce disyuntiva. Si, puede que sea interesante, pero no me gustan las películas de suspense... Me asusta, el hecho de no saber qué va después. Pienso como si me pagaran por ello... Con un ímpetu brutal. Puede que parezca absurdo, pero si no lo hago no le encuentro interés a la vida. Es una subordinación necesaria para mi... Y me encanta. La verdad es que tengo miedo... Pero al mismo tiempo es un orgasmo metafórico. Nadie sabe el origen de esta sonrisa de imbécil que llevo dibujada en la cara, hace algo más de dos semanas.

2 comentarios:

  1. Pienso como si me pagaran por ello... Con un ímpetu brutal. Puede que parezca absurdo, pero si no lo hago no le encuentro interés a la vida. Es una subordinación necesaria para mi... Y me encanta.


    Quien no se resuelve a cultivar el hábito de pensar, se pierde el mayor placer de la vida.
    -Thomas Alva Edison.

    ResponderEliminar
  2. Esperaba el momento oportuno para ponerte esa frase...la guardé hace semanas y sabía que sería útil en algún momento... Espero que te guste :)
    Te quiero !

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!