martes, 28 de febrero de 2012

Mamá

Creo que, a veces, si me dejara llevar por la esencia de los consejos maternales, me iría muchísimo mejor en algunos aspectos de mi vida. Esto, no lo digo por hacer honor a un tópico, lo escribo porque es la cruda realidad.

"No te fíes nunca ni de tu propia sombra" Qué razón... Es cierto... Hasta mi propia sombra me abandona cuando se esconde el maldito sol.

2 comentarios:

  1. Son sabias cuando quieren...jejejejejeje
    Tu también tendrás oportunidad :)
    Te quiero !

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!