sábado, 7 de enero de 2012

Situación actual:



El mismo miedo provoca la vista desde arriba que el hecho de pensar qué habrá ahí abajo. De todas formas lo difícil es subir el otro pie y sufrir la caída. Una vez allí, será cuestión de acostumbrarse.



1 comentario:

¡Gracias tu aportación!