lunes, 30 de enero de 2012

Arena

Se me escurre la vida entre los dedos... Como si arena fuera. No puedo pararla...Ni detenerla. El tiempo corre y corre por la esfera del reloj estampándose contra todas las paredes, sin encontrar rumbo fijo. La definición común de la vida es pomposa y grandilocuente... Y para mí, es eso: un portentoso y retórico regalo. Quiero vivir...Nunca más volveremos a pasar por esta Tierra. Somos forasteros de paso... Nómadas efímeros.... Perecederos...Finitos.
Todo tiene un fin, pero antes de que éste último se haga presente, quemaré el corazón a base de sensaciones. ¡Que estalle el sentimiento! ¡Que brote la sensación!
Juventud, un gran tesoro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias tu aportación!