miércoles, 5 de octubre de 2011

Sin frenos.

Chirriaron las ruedas y entre la nube de humo provocada por el estruendo del pistoletazo de salida, arrancamos, a toda ostia, carretera abajo... El acelerón fue atronador y ahora la pendiente es cada vez más pronunciada... Me da miedo. Los frenos están rotos... No funcionan... No podemos detener el movimiento y cada vez caemos más deprisa...Cógete al volante. Cógete bien fuerte. Abstente del mundo y mantén la mirada fija en la línea perfecta que confiere el horizonte..Sí, ese eje tangente al borde de la tierra, a partir del cual parece agotarse el mundo en un abismal precipicio... Fija la mirada en él y mantén una actitud firme. Sé un tirano del coraje. Todo está en tí. Vence el miedo... Solo depende de nosotros llegar vivos a la meta.

1 comentario:

  1. tu llegarás viva, porque una acción procesal no va a poder contigo, eso YO, LO SÉ! :)

    ResponderEliminar

¡Gracias tu aportación!