miércoles, 27 de julio de 2011

Piensa.

Piensa que es la única vida...que podemos compartir.

Derecho...

... y fue mirar a mi alrededor y saber que aquel lugar me esperaba desde hacía mucho tiempo. Mi mente, en silencio, procesaba y retenía cada imagen, con detenimiento, intentando disgregar las ideas correctas de los sentimientos puros, combatientes, estos últimos, de un asalto hostil interno... Aquella disertación otorgada por la vida misma tiempo atrás, me había hecho bajar las armas y no recordaba mi manera de luchar...De lidiar...De combatir por algo. Ni siquiera la recuerdo hoy. Sentía pavor y mis pasos resonaban dentro de mi... No escuchaba nada más...Pero aquel temor, aquel desasosiego espantoso fue desvaneciéndose poco a poco, hasta que sentí ,por completo, que aquel era el lugar que siempre me había tendido la mano... Escuchar aquellas palabras pinceladas con retórica pura y cargadas de ilusión, fue como sentir caricias sinceras ...Caricias de alguien inesperado... Sentía como si me agarrara la mano y me dijera "Ven conmigo"... Notaba, en lo más profundo de mi interior, que después de todo, aquello , sin más, era para mi.

domingo, 24 de julio de 2011

Philadelphia

- Charles, yo... Le agradezco, sinceramente, su fe en mis posibilidades...
- La fe, Andy, es creer en algo de lo que no tenemos ninguna evidencia, y eso no te corresponde a ti, ni a esta situación.

Vive

Cuando naciste, tú llorabas y todos alrededor sonreían...Vive tu vida de forma que cuando mueras, tú sonrías, y todos los de alrededor lloren.

viernes, 22 de julio de 2011

Dones

Veure eixes actituds cacics subordinades a una submissió encoberta  i sentir eixe tipus de comentari no em provoca cap altre sentiment que sentenciar, amb ràbia, que l'amor es la força que mou les dones i les dones la força que mou el món.

miércoles, 20 de julio de 2011

Reflex

Congelemos los mejores momentos de nuestras vidas.

martes, 19 de julio de 2011

Llegó el SMS

Fecha: Martes, 19 de julio de 2011
Hora: 14:01h
Mensaje de texto: PREINSCRIPCIÓN. NIF: xxxxxxx. Admitido en su primera opción, con código de titulación: 141.

Aceptada en Derecho por la Universidad de Valencia.
He llorado, con el mismo sentimiento que el día que nació mi hermano...Inexplicable...Increíble.
Ahora sí, SEREMOS ABOGADOS.

lunes, 18 de julio de 2011

SMS

Solamente el hecho de pensar que mañana una simple frase fría, correcta y escueta, tecleada desde una central, determinará nuestras vidas....me estremece.

Lennon.

La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.
John Lennon.

Recuerdos.

Y es que por más que intente lo contrario, todo aquello que no escribo en el papel, lo borra el tiempo.

miércoles, 13 de julio de 2011

Tiempos

Basta. Estoy fuera de los recuerdos... Del pasado. Antes o después las cosas que dejamos atrás nos alcanzan. Y los detalles más estúpidos, cuando estamos enamorados, se recuerdan como los más bonitos. Porque su simplicidad no tiene comparación. Y me dan ganas de gritar en medio de este desconcertante silencio que llega a hacer daño. Basta. Ponlo de nuevo todo en su sitio. Cierra. Doble vuelta de llave. En el fondo del corazón, allí, en aquella esquina. Ponlos allí, bien escondidos, donde no duelan, donde nadie pueda verlos. Donde tú no los puedas ver.
Eran otros tiempos...tiempos de amor.

martes, 12 de julio de 2011

Unes paraules d'alé

...perquè un dia vaig descobrir que les llàgrimes s'unflen com grans de raïm a dins dels ull, i després es trenquen i llisquen per les galtes...redolant. Sigues forta.

Porque esto lo escribí por ti, aunque no lo sepas.

Llevaba diez minutos mirando aquella grieta del techo…no se podía mover…Las imágenes de la noche se le aparecían en cada parpadeo y cada una de ellas traía consigo un cargo de conciencia. La tarde pasada… Si, se arrepentía de haber salido del curro, haber cogido el coche y movido por las ingenuas persuasiones de sus amigos haberse maqueado y haber salido hacia aquella discoteca. Imágenes, imágenes le venían a la memoria y no había ninguna que no fuese repugnante. Lo último que recordaba era el sabor agrio y desagradable de aquella pastilla azul. ¿Por qué? ¿Por qué lo hizo? Ni siquiera él mismo sabía la respuesta. A partir de ese momento, cuando cerraba los ojos, solo veía luces, muchas luces y el parpadeo del neón de aquel tubo fluorescente. Los rostros de sus amigos ebrios y totalmente descontrolados…aquellas chicas tan dulces que él creía inocentes, en su total apogeo y jolgorio. Descontrol, alcohol, drogas, el sonido de inhalaciones en el eco de los lavabos, envoltorios de profilácticos por los suelos, los sollozos de mujer en aquellos baños, y la vida pasando por detrás. Recordaba haber actuado mal, haberse aprovechado del fruto de la droga… Recordaba el humo y el olor a maría que aún permanecía impregnado en su camisa…Las manchas de alcohol…La juerga, el sexo, la tentación… Y arrepentimiento por haber salido aquella noche. Como pudo se levantó, apoyándose en aquella añosa mesa. Arrastrando los pies, llegó hasta el espejo de la entrada y se observó. … y siguió observándose… Era lamentable. Tenía el cabello completamente deshecho, los ojos rojos, los labios brutalmente manchados de carmín y un pequeño rasguño en la ceja derecha… Llevaba puesta su camisa favorita, aquella que su hermano le había regalado en el viaje a Ámsterdam..si, puesta, pero abierta, sin botones y completamente destrozada. Sin poder apenas andar y coordinar el ritmo de los pies, salió al balcón. En el parque de abajo los niños jugaban y cada carcajada hacía un profundo hueco en lo más profundo de su ser. Él no era feliz. Y aquellas parejas que compartían miradas odiosamente dulces y aquel olor a chocolate caliente de los domingos… Se giró, miró hacia el calendario… 25 de octubre, Domingo. Él no tenía a nadie a quien rendir cuentas, a nadie a quien llamar para cenar, a nadie a quien decir “ya estoy en casa” ..a nadie, a nadie que no fuese su madre y sus colegas, que borrachos como él, ese día no se levantarían hasta las seis. Su vida era interesante, si, más que nada por la intriga de saber cómo terminaría. No tenía expectativas, deseos inquietudes ni ambiciones…Nada tenía ya arreglo. Sus veinte años eran ya tardíos para él y seguiría, si, seguiría, a pesar de su voluntad, marchando de fiesta con aquellos que aparentaban ser sus amigos, solo para sumir en aquellos lúgubres ambientes la más profunda de sus agonías. ¿Qué quedaba por hacer? Nada. ¿Intentar remediar su vida? No. Simplemente esperar … esperar… vivir y “disfrutar” hasta que un día el tiempo decidiese detenerse. Ese día, desde otra dimensión, se preguntaría si aprovechó bien la vida que le habían regalado. Hasta entonces, no había más…solo alcohol, sexo, descontrol, peleas, deudas, cargos de conciencia, y a seguir.
Cuida de tu gente.
Un buen verano.